La modificación legistativa de la ley orgánica del poder judicial va a atentar contra los derechos laborales de los trabajadores y trabajadoras de la administración de Justicia. Los sindicatos de ámbito han ofrecido una rueda de prensa para expresar sus preocupaciones por este servicio público y explicar los motivos para esta convocatoria de paro mañana día 16. La reforma de la ley provocará destrucción de empleo entre el personal de refuerzo e interinos, debilitando la libertad sindical, los derechos laborales y vulnerando la negociación colectiva.

“En UGT nos resulta incomprensible que en una época de recuperación de derechos y reversión de recortes se haya orquestado en Justicia una reforma que va a suponer un gravísimo atentado contra la especialización, la formación y la carrera profesional”, ha manifestado Victoria Carrero, responsable del Sindicato de Justicia de UGT. La modificación obligará a la movilidad forzosa y arbitraria impuesta por la Administración y secundada incomprensiblemente por la mayoría de partidos en el Congreso. Carrero ha puesto de relieve que la reforma afectará de manera especial a los juzgados contra la violencia de género, puesto que la tendencia será la eliminación de la especialización de los servicios. “El Senado tiene hasta el día 21 de noviembre para frenar este atentado contra los trabajadores de la administración de justicia y la ciudadanía, que tiene derecho a recibir un servicio ágil y de calidad”.

Mientras esto sucede, los sindicatos esperan mañana una afluencia multitudinaria a la manifestación convocada a las 12.00 entre el Ministerio de Justicia y el Senado y un paro masivo en los juzgados y demás dependencias judiciales.

Fragmento de la rueda de prensa