UGT junto al resto de los sindicatos de la función pública han anunciado este lunes en rueda de prensa que se producirán movilizaciones de los empleados públicos si el Gobierno de Emiliano García-Page “no recapacita” y se sienta a negociar de “una forma real y efectiva”. Movilizaciones que aseguran serán “contundentes”.

En la reunión mantenida la pasada semana los sindicatos UGT, CSIF, CCOO, e Intersindical rechazaron la propuesta del Gobierno de Castilla-La Mancha para trasladar a la Administración autonómica el Acuerdo estatal para la Mejora del Empleo Público y las Condiciones de Trabajo por considerarla del todo inaceptable y han dado al gobierno el plazo de una semana para estudiar su propuesta en profundidad.

El responsable del sector autonómico de FeSP-UGT Luis Manuel Monforte ha advertido que no se ha producido negociación como tal puesto que el gobierno regional no ha aceptado ningún tipo de propuesta. “No hemos pedido el sol y la luna porque estamos en elecciones sindicales, hemos pedido lo que consideramos mínimo y tienen el resto de comunidades autónomas” señala. Advierte también que la subida salarial anunciada a bombo y platillo por el consejero no es tal, sino que se ha dejado de aplicar un recorte que solo teniamos los empleados públicos de Castilla- La Mancha y que no existe en el resto del país.

“Le decimos al Gobierno que recapacite, le damos el plazo de una semana para que recapacite y haga números, porque entendemos que no han hecho números y nos vuelvan a convocar a una Mesa General real para que exista una negociación real que no recuerde a otros tiempos como nos está recordando el consejero”.

Estas organizaciones sindicales, que representan a más del 90% de la función pública. Monforte recuerda también que la propuesta presentada forma parte de los compromisos electorales del gobierno de Castilla- La Mancha y que deben ser responsables con los empleados públicos que son los los garantes de los servicios públicos de la región.