UGT denuncia que el VII Convenio de la Dependencia “precariza” a las gerocultoras. Advierte que con este acuerdo, que el sindicato no ha firmado, “limpiarán cuando las empresas así lo requieran”. La organización sí valora de forma positiva la constitución de la Mesa Negociadora del próximo octavo convenio.

UGT denuncia que el VII Convenio de la Dependencia, que afecta a unos 200.000 trabajadores en toda España, “precariza” al personal gerocultor. Así lo ha explicado el miembro de la Mesa Negociadora del acuerdo y responsable de la Federación de Empleados de Servicios Públicos (FeSP) de este sindicato en Castilla-La Macha, Luis Manuel Monforte.

“Se precariza el trabajo del personal gerocultor”, ha asegurado Monforte, ya que el texto del denominado VII Convenio de la Dependencia, es decir, el Convenio Marco Estatal de Servicios de Atención a las Personas Dependientes y Desarrollo de la Promoción de la Autonomía Personal, recoge que las “gerocultoras podrán realizar la limpieza e higiene de utensilios, ropa y estancias, cuando en el servicio existan circunstancias que así lo requieran”.

UGT denuncia que el VII Convenio de la Dependencia “conlleva la indefensión” de las gerocultoras

Esta redacción del VII Convenio de la Dependencia, que Monforte ha recordado que tras 42 meses de negociación sólo ha suscrito CCOO por la parte sindical, “conlleva la indefensión de las trabajadoras para discutir a la empresa si las circunstancias requieren o no la realización de dichas tareas”. Además, “irá en detrimento de la contratación del personal de limpieza”.

“Aunque gerocultoras y limpiadoras estén en grupos profesionales diferentes, con la firma de este convenio las gerocultoras limpiaran -ha insistido Monforte- cuando las empresas así lo requieran”, lo que significa, además, “una falta de reconocimiento al esfuerzo realizado por las personas que prestan cuidados a los usuarios acreditándose profesionalmente como gerocultoras”.

UGT denuncia que el VII Convenio de la Dependencia “significa una vuelta atrás”

Para UGT, el VII Convenio de la Dependencia firmado por CCOO y las organizaciones empresariales Federación Empresarial de Dependencia (FED), Asociación de Empresas de Servicios para la Dependencia (AESTE) y Federación de Residencias y Servicios del Sector Solidario (Lares), “significa una vuelta atrás para el sector de la Dependencia”.

En este sentido, junto al retroceso en las condiciones laborales de las gerocultoras, el responsable de UGT ha criticado que el acuerdo señala como mejoras cuestiones de obligado cumplimiento para las empresas como las sentencias judiciales o los acuerdos alcanzados en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) y en las comisiones paritarias.

Por tanto, “no son mejoras que se incorporen al marco de negociación, sino que están en el marco normativo y les son de aplicación a las trabajadoras, independientemente de que se haya firmado el VII Convenio”, ha defendido Monforte.

UGT considera que la nueva Mesa Negociadora “augura un mejor Convenio para el sector”

El sindicato sí valora de forma positiva la constitución de la Mesa Negociadora del VIII Convenio de la Dependencia, formada por dos miembros de Lares, cinco de CEAPs (Círculo Empresarial de Atención a Personas) y ocho, mancomunadamente, de AESTE, FED y la Asociación Estatal de Entidades de Servicios de Atención a Domicilio (ASADE), en el banco empresarial. Y por siete miembros de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO, siete de la FeSP de UGT, y uno de la Confederación Intersindical Galega (GIG), en la parte sindical.

Esta Mesa Negociadora crea “un nuevo escenario donde la representatividad del banco empresarial ha cambiado y donde la representatividad del banco sindical también ha cambiado, por lo que -ha manifestado el responsable de UGT- se augura un mejor Convenio para el Sector“,