Tras la concentración de protesta por una justa subida retributiva y por una negociación real para solucionar la decadencia de las condiciones laborales

 UGT PIDE TRANSPARENCIA A INSTITUCIONES PENITENCIARIAS PARA EXPLICAR LA PRECARIA SITUACIÓN  DE LAS PRISIONES

 Continuando con las movilizaciones de los trabajadores penitenciarios, por una justa subida retributiva y por una negociación real para solucionar la decadencia de las condiciones laborales, esta mañana se han concentrado en el Centro Penitenciario de Albacete ‘La Torrecica’ los representantes de CC.OO, ACAIP y UGT junto a los trabajadores penitenciarios para pedir al Gobierno que la misma transparencia de la que presume para hablar del absentismo laboral la aplique para explicar a la sociedad la precaria situación en la que están las prisiones españolas.

La representante de UGT, María José Muñoz, ha hecho hincapié en el aumento del número de agresiones a los funcionarios en estos últimos años como consecuencia del déficit que sufren las plantillas, lo que, según ha indicado, se verá acentuado con numerosas jubilaciones que se prevé habrá próximamente, ya que la media de edad en el colectivo es superior a 50 años, siendo a partir de los 57 cuando se pueden acoger a la segunda actividad. Una situación que está provocando que no se pueda garantizar la seguridad ni de los funcionarios ni de los internos y que si no hay voluntad política de solucionar se verá agravada.

Muñoz ha destacado la importante labor que hacen los empleados penitenciarios dando cumplimiento al precepto constitucional de la reinserción social y sin embargo, ha dicho «la secretaría general de instituciones penitenciarias está maltratando a las plantillas, con relaciones de puestos de trabajo obsoletas, cinco años sin concursos de traslados, no cubriendo las vacantes, o con los niveles más bajos del complemento de destino de toda la Administración».

La representante de UGT prisiones ha calificado como muy injusta la existencia de una brecha salarial de hasta 700 euros entre empleados y empleadas públicos que ocupan idénticos puestos de trabajo pero destinados en distintos establecimientos penitenciarios, basándose en una clasificación arrastrada desde hace décadas que nada tiene que ver con la realidad de la Administración Penitenciaria.

En lo que se refiere al Centro Penitenciario de Albacete ha detallado que se cuenta con un 25 por ciento menos de plantilla, perdiendo cada vez más efectivos  destinados a la vigilancia interior al acogerse al derecho de pasar a segunda actividad, plazas que no se cubren a no salir en la Oferta de empleo público, además de contar con una Relación de Puestos de Trabajo(RPT) infravalorada que no se adapta a las necesidades actuales. Todo ello, ha dicho, está provocando que los trabajadores no tengan garantizadas sus vacaciones, que los trabajadores destinados en el Centro de Inserción Social estén prestando servicio en el Centro Penitenciario, o que en ocasiones haya en un servicio un único funcionario para cinco departamentos diferentes.

Por este motivo la representante sindical ha reclamado que Instituciones Penitenciarias ponga fin al abandono que sufre el colectivo ya que en caso contrario, ha  dicho, “quedará claro que el gobierno está debilitando al sector público con un claro interés privatizador como ya se ha hecho con sectores como limpieza, mantenimiento o la seguridad exterior de los centros penitenciarios que debería realizarse por las Fuerzas y Cuerpos de seguridad del Estado, como prevé la Ley General Penitenciaria, y no por empresas de seguridad privada”. En caso de no ser atendidos en sus reivindicaciones, ha concluido, se verán obligados a convocar una huelga general.