La Plataforma ‘Prisiones en Huelga’ ha manifestado que con la organización de dicho acto se persigue dar visibilidad al colectivo y recuperar la dignidad perdida.

Los empleados públicos de los centros penitenciarios de Castilla- La Mancha, Albacete, Cuenca, Ocaña I, Ocaña II, Herrera de la Mancha y Alcázar de San Juan asisten mañana en Madrid a las dos marchas que se han convocado para mañana martes 11 de diciembre por parte de la Plataforma Prisiones en Huelga, compuesta por UGT, CC.OO, CSIF, ACAIP Y CIGA, y que tiene como objetivo visitar la sede de los grandes partidos políticos, Ciudadanos, PP, PSOE Y Podemos para reclamar las mejores salariales y de recuperación de derechos que llevan reivindicando desde hace años.

Según han manifestado los diferentes representantes sindicales el objetivo de concentrar a todos los empleados públicos en Madrid es exigir al Ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, una mesa de negociación real para atender los que califican como “unas reivindicaciones justas y legítimas” así como dar visibilidad a un colectivo “al que es necesario dignificar” han señalado.

En este sentido han explicado que se trasladará a la opinión pública las pésimas condiciones en las que los empleados públicos penitenciarios realizan su trabajo, no sólo por la falta de personal sino por el aumento considerable en los últimos años del número de agresiones, “lo que trae consigo un alto nivel de estrés que conlleva graves problemas de salud que impide que se de cumplimiento al mandato constitucional al que están obligados” han añadido.

Los diferentes responsables sindicales han coincidido al señalar que el colectivo ha sufrido mucho desgaste tras las últimas jornadas de huelga, que tuvieron lugar en el mes de octubre y noviembre, pero que se encuentran fuertes y unidos para continuar con las movilizaciones con el único fin de que el ministro de Interior ponga encima de la mesa la propuesta presentada el pasado 25 de septiembre y retirada 3 días después.

Asimismo han hecho hincapié en el desprecio que han sufrido los trabajadores de Instituciones Penitenciarias con el reparto de productividad que han hecho los responsables políticos al repartir el un dinero que pertenece a todo el colectivo entre directores, subdirectores, jefes de servicios, médicos y enfermeros, “con un claro objetivo de castigarlos por las movilizaciones y crear división en la plantilla y a pesar de haber criticado al PP el año pasado cuando hizo un reparto de productividad muy similar al realizado este año por el PSOE”.

Por último han adelantado que los actos que se van a llevar a cabo a lo largo del mes de diciembre como son manifestaciones, encierros, concentraciones, o la semana de la salud penitenciaria no hace reflexionar a Marlaska se volverá a convocar huelga general a partir del mes de enero.