Los secretarios/as de política sindical de las distintas federaciones de UGT han explicado en rueda de prensa algunas consideraciones sobre el Real Decreo-ley 20/2018 del 7 de diciembre, que contempla el contrato de relevo con jubilación parcial dentro del sector de la industria manufacturera.

Gonzalo Pino, secretario confederal de política sindical, ha calificado de discriminatoria esta medida y ha instado al Gobierno a negociar la ampliación del contrato de relevo en la totalidad de los sectores laborales y productivos. En este sentido, UGT ha remitido una carta presidente del Gobierno instando a la convocatoria urgente de la Mesa de Diálogo Social para tratar específicamente este tema.

El contrato de relevo con jubilación parcial tiene como ventajas la promoción de un empleo joven estable y de calidad, el rejuvenecimiento de las plantillas, así como el aumento de la competitividad. Dentro de los servicios públicos existen sectores con plantillas muy envejecidas -por ejemplo la AGE-  resultado de la escasísima oferta pública de empleo que ha habido entre 2012 y 2017. María Jesús Díaz, secretaria de política sindical de la FeSP-UGT ha abogado igualmente por la universalización de esta medida poniendo el foco en los empleados y empleadas públicas sometidos a condiciones de estrés, penosidad, toxicidad, etc. “Dentro de los servicios públicos nos encontramos por ejemplo con el sector de la Dependencia, un ámbito muy feminizado donde además las trabajadoras sufren altos niveles de degradación en sus condiciones laborales, pero tenemos también a los trabajadores de la limpieza viaria, policías, bomberos, ventanillas únicas... que llevan muchos años ocupando el mismo puesto de trabajo. Desde FeSP-UGT entendemos que un trabajador de 60 años o más que realiza trabajos de desgaste físico y psíquico debería poder optar a la jubilación parcial con contarto de relevo”. María Jesús Díaz ha añadido que el contrato de relevo podría ser una clave para incentivar la digitalización de muchos sistemas de atención a la ciudadanía, con la consiguiente mejora general de nuestros servicios públicos.