El sindicato UGT ha anunciado que va a reclamar en los juzgados y a la Inspección de Trabajo que las empresas adjudicatarias del transporte sanitario cumplan con lo establecido en el pliego de adjudicación, especialmente en materia laboral de los trabajadores.

UGT ha hecho este aviso ante el incumplimiento del pliego de adjudicación y ante las deficiencias detectadas en el servicio.

Han transcurrido ya casi cuatro meses de prestación del servicio por parte de las nuevas empresas adjudicatarias, que en el caso de Guadalajara corresponde a la empresa SSG, a la que UGT ha pedido “que cumpla con el pliego de adjudicación, respecto a cláusulas administrativas y prescripciones técnicas, junto con el respeto escrupuloso de los derechos laborales de los trabajadores”.

En este sentido, ha apuntado que desde el pasado 1 de octubre viene exigiendo tanto a la empresa, como a la Administración, que los vehículos y el material que contienen cumplan con los requisitos exigibles.

También está haciendo la misma petición con respecto a las bases donde permanecen los profesionales cuando las ambulancias no están activadas y a ropa de trabajo, porque “no siempre” se está cumpliendo el pliego de adjudicación “aun cuando se han puesto encima de la mesa, literalmente, tanto a unos como a otros, las deficiencias detectadas”.

En cuanto a la subrogación de los trabajadores, UGT ha asegurado que no se reconoce su antigüedad, “produciéndose por tanto un claro incumplimiento de lo que determina el pliego” y saltándose las denominadas “cláusulas sociales” que se han introducido para garantía de profesionales de trabajan de forma indirecta para las administraciones públicas, en este caso la sanitaria.

Aprovechando la visita de los responsables de UGT Guadalajara, los trabajadores del transporte sanitario les expusieron sus principales preocupaciones y reivindicaciones al respecto de la actual situación laboral de los profesionales de ambulancias, contando con el apoyo de UGT en lograr la mejora de las condiciones laborales de los trabajadores del transporte sanitario y el inicio de la negociación de un nuevo convenio colectivo regulatorio.

El sindicato ha avanzado que “ante los incumplimientos y las deficiencias detectadas, y viendo que por las buenas no puede ser”, reclamará el cumplimiento del pliego ante la Inspección de Trabajo y en los juzgados e iniciara una campaña de movilizaciones,” hasta lograr el objetivo de mejora en estos profesionales y cumplimiento estricto de la normativa regulatoria”.