José Manuel Pinillos, secretario de Organización de FeSP UGT CLM detalla la falta de equipos de protección individual que siguen teniendo los profesionales sanitarios y sociosanitarios en Castilla-La Mancha.   Afirma que la dotación que se les entrega, por la falta de disponiblidad que hay, les obliga a trabajar periodos de incluso una semana. Periodos en muchos casos fuera de todo protocolo escrito y que  tienen como consecuencia directa que la infección se esté extenciendo entre el personal sanitario de la región en un porcentaje muy alto. En torno al 25% de estos pofesionales se ha contagiado de COVID-19 o han pasado la cuarentena. Afirma igualmente que en el transporte sanitario se están realizando traslados de pacientes positivos o pacientes sospechosos sin apenas medios de protección porque las empresas no están dotándolos de ellos. En este caso, igual que ocurría en Sanidad, lo que se ha hecho ha sido interponer diferentes denuncias a la Inspección de Trabajo.