La Federación de Empleadas y Empleados de los Servicios Públicos (FeSP) de UGT y la Federación de Servicios a la Ciudadanía (FSC) de CCOO han convocado a los trabajadores de la Administración General del Estado para  reclamar al Gobierno una subida salarial significativa y la recuperación de los derechos perdidos durante los años de crisis.

Cabe recordar que los empleados públicos han sufrido una pérdida de poder adquisitivo de alrededor de 13 puntos. La reducción del 5% del salario, las congelaciones salariales y los ridículos incrementos del 1%, junto a un incremento del IPC superior al 8%, han mermado la economía de los trabajadores de AGE.

UGT y CCOO mantendrán su calendario de movilizaciones con el objetivo de que la negociación en el ámbito de la Mesa General de las Administraciones Públicas tenga efectos en los Presupuestos para 2018, haya prórroga o no. Las últimas propuestas gubernamentales en materia salarial: 1,5% para 2018, profundizarían la brecha existente entre el sueldo de los empleados públicos y la carestía española.

La manifestación convocada por las organizaciones sindicales ha partido a las 17,30 horas de la Plaza de Colón, bajo el lema:  “Por el empleo público, salario digno y recuperación de derechos” y ha discurrido hasta la Secretaría de Estado de Función Pública, en calle de Santa Engracia, 7

Esta acción reivindicativa se enmarca dentro de la campaña de movilizaciones que ambos sindicatos, mayoritarios en el sector–en conjunto representan a más del 70% de las empleadas y empleados públicos del país, iniciaron  para pedir una negociación colectiva donde se puedan recuperar y mejorar materias como salarios, la jornada laboral o la incapacidad temporal. El Gobierno del PP ha paralizado la negociación,  impide el desarrollo del Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP y avanzar en la negociación del IV Convenio Único para personal laboral.

El datos del deterioro del empleo público en la Administración General del Estado son palpables, ya que desde 2010 se ha reducido la plantilla en un 14%, pasando de 231.157 a 198.594 empleados públicos en este ámbito. Esta pérdida de empleo, unida al envejecimiento de  las plantillas, hace imprescindible la eliminación de la tasa de reposición para  comenzar a crear empleo neto. Según datos extraídos del último Boletín Estadístico de Personal al Servicio de las Administraciones Públicas, un 63% de la plantilla de la Admnistración General del Estado tiene más de 50 años. Entre 2012 y 2015 la tasa de reposición en el sector estuvo reducida al 10% y en 2016 al 50%. En 2017 se ha incrementado al 100% en sectores básicos.

Ambas organizaciones piden también la homologación salarial en todas las Comunidades Autónomas.

Carlos Álvarez, secretario de Administración General del Estado  de FeSP-UGT achaca al Gobierno falta de voluntad “no abre vías para recuperar los derechos sustraídos con la excusa de la crisis. Los trabajadores seguimos siendo penalizados por caer enfermos, pues no cobramos el 100% del salario en caso de Incapacidad Temporal y la formación, la acción social y el plan de pensiones siguen deteriorados”

Este acto reivindicativo da continuidad a los que ambos sindicatos ya han realizado en Madrid, Toledo, Valladolid, Ceuta o Sevilla en defensa de las condiciones de trabajo de este personal.