Estas aquí
Inicio > Sectores > Salud Laboral > UGT advierte que cambiar la denominación de los organismos no implica cambio de políticas

UGT advierte que cambiar la denominación de los organismos no implica cambio de políticas

El ahora llamado Instituto Nacional de Seguridad, Salud y Bienestar en el Trabajo ha perdido el 30% de recursos humanos

La Unión General de Trabajadores considera innecesario y fuera de lugar el cambio de denominación del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT) por el de Instituto Nacional de Seguridad, Salud y Bienestar en el Trabajo, aprobado el pasado viernes por el Consejo de Ministros.

Para UGT, este cambio, que supone una excepción en el entorno europeo e internacional en materia de prevención de riesgos laborales, puede suponer la liberación de la obligación empresarial de garantizar la seguridad y salud de los trabajadores, responsabilizando a los empleados de su propia salud laboral, y puede contribuir a confundir condiciones laborales con vida saludable y salud laboral con salud pública.

En el contexto de una economía que crece actualmente a un ritmo del 3%, se espera que incremente el bienestar de los trabajadores, sobre todo cuando los esfuerzos de esa recuperación han recaído casi exclusivamente sobre sus hombros en forma de recortes sociales y de derechos.

Sin embargo, las condiciones de trabajo son cada vez más precarias:

  • La tasa de paro de España es la segunda más alta de la Unión Europea, después de Grecia, y la mitad de los trabajadores parados no percibe ninguna prestación por desempleo.
  • La remuneración total de los asalariados se sitúa más de cuatro puntos por debajo del nivel pre-crisis, mientras que los beneficios empresariales se han incrementado seis puntos.
  • La temporalidad en el empleo cada vez es mayor, menos del 10% de los contratos de trabajo que se realizan son indefinidos y, de estos, el 42% lo son a tiempo parcial.
  • Los contratos temporales cada vez son de menor duración, uno de cada cuatro lo son de menos de siete días. El 36% de los contratos son a tiempo parcial.

Ante esta realidad, UGT exige que el Bienestar en el Trabajo se traduzca en mejores condiciones laborales y menores riesgos para la seguridad y salud de los trabajadores y trabajadoras.

Por ello, el sindicato reclama el reforzamiento de este órgano científico técnico especializado en materia de seguridad y salud en el trabajo, que ha perdido desde diciembre de 2011 el 30% de sus recursos humanos y cuya labor es esencial en el análisis de las condiciones laborales y la promoción y apoyo a la mejora de las mismas.

Top